No hay que buscar afuera, la UCV tiene soluciones innovadoras en ciencia y tecnología para el empresario venezolano

La Facultad de Ciencias de la Universidad Central de Venezuela llevó a cabo la primera edición del Encuentro UCV-Emprendedores, un evento que reunió los distintos centros de investigación que forman parte de las cinco escuelas de la Facultad: Física, Biología, Química, Matemática y Computación. La razón del encuentro fue fortalecer el vínculo entre la investigación universitaria y la capacidad de servicio que tiene a través de los diferentes centros, y las necesidades del sector empresarial del país, explicó el Prof. Ernesto Fuenmayor, coordinador de Extensión de la Facultad.

“Este encuentro se enmarca dentro de las Jornadas de Investigación que la Facultad de Ciencias realiza cada dos años. En el pasado, las empresas no se acercaban a la Universidad porque era más fácil comprar tecnología afuera y traer asesores internacionales para impartir cursos; ahora, como hay un problema serio con las divisas, el empresariado está obligado a mirar dentro del país y a las universidades para encontrar soluciones a los problemas y necesidades de sus empresas”, argumenta Fuenmayor.

Relación ganar-ganar

Fuenmayor explica que el objetivo del Encuentro fue “establecer una simbiosis que le permita al empresariado acceder a innovaciones tecnológicas, y a la Universidad le permita lograr nuevas formas de financiamiento para seguir con las labores académicas y de investigación. Por esta vía también queremos proyectar nuestra investigación y demostrar que sí generamos soluciones a muchos de los problemas del sector industrial y empresarial del país”.

Engranar el mundo académico, sus tiempos y procesos, con el paso acelerado del entorno empresarial tiene sus retos, apunta Robinson Rivas, director de la Escuela de Computación de la UCV. “Las relaciones de la universidad con el entorno han tenido muchas dificultades por prejuicios y hasta por problemas ideológicos; para muchos empresarios la universidad no es un ente confiable y para algunos académicos, la universidad no tiene por qué prestarse a las empresas. Por suerte, con el paso de los años y a raíz de la situación el país, ambos mundos se han acercado más. Los empresarios se han dado cuenta de que las universidades tienen muchos servicios que ofrecer”.

Rivas explica que desde la Escuela de Computación se han desarrollado innovaciones tecnológicas en campos como manejo de base de datos de grandes volúmenes, seguridad informática, infraestructura y redes, sistema de control automatizado, entre otros; áreas que son indispensable para empresas de cualquier sector empresarial.

“Lo más curioso es que muchas empresas venezolanas utilizan tecnología y softwares desarrollados en universidades internacionales; lo que queremos que sepan es que pagando en moneda nacional y con recursos que tenemos en el país, pueden acceder a innovación de punta y ponerlas al servicio de sus negocios. Se trata de una relación ganar-ganar, ya que las empresas obtienen un producto o servicio de altísima calidad y las universidades obtienen un beneficio económico para continuar con la investigación”, sostiene Rivas.

Lea la nota completa en Runrun.es

Add a Comment